jueves, 21 de febrero de 2008

VINIMOS PARA QUEDARNOS

Francisco Cuberos García
Cabeza de lista de CDL al Congreso por Murcia

Centro Democrático Liberal es un proyecto político que, de modo claro y definitivo, ha apostado por su consolidación y por su continuidad en la vida social y política del país. En pocas palabras, hemos venido para quedarnos y no somos un mero experimento nacido de un antojo personalista o de la sola indignación ante un presente que no agrada.

En noviembre de 2005, en el marco de un proceso considerablemente irregular, el Centro Democrático Social, fundado por Adolfo Suárez y muchos de sus más cercanos colaboradores, celebraba su último Congreso: el de la disolución e integración en el Partido Popular.

Un buen número de compromisarios decidió entonces superar el “secuestro” que aquel hecho fraudulento supuso; secuestro de una digna trayectoria en la historia política del país, no exenta de errores, ciertamente, pero que, desde planteamientos situados en el centro del espectro político, liberales, progresistas y genuinamente democráticos, constituyó el único intento serio en la historia más reciente del país por superar el bipartidismo castrador que nos atenaza desde hace décadas.

Aquel grupo de personas se propuso firmemente recuperar aquella trayectoria de fidelidad a los ideales y principios que alumbraron la actual etapa democrática que aún vivimos, y remozarla, actualizarla, y reforzarla desde la atención y la formulación de respuestas a los retos del presente, convocando a otros ciudadanos que, poco a poco, se han ido incorporando.

Así, el 14 de febrero de 2006 nacía Centro Democrático Liberal y, en mayo del mismo año, se celebraba su primer congreso constituyente. Desde entonces, el CDL ha conseguido implantarse en toda la geografía nacional y, al poco, con medios muy limitados y prácticamente nula acogida en los medios de comunicación, presentarse a las elecciones municipales con un buen número de candidaturas que lograron un respaldo significativo de los ciudadanos (2 alcaldías y 40 concejales en varios municipios españoles) superando incluso a otras formaciones de una mayor solidez.

Recientemente, se ha celebrado nuestro II Congreso, auténtico hito en nuestro caminar, por cuanto ha generado el establecimiento de unas estructuras partidarias de las más abiertas y participativas, democráticas, a la par que la elaboración de un buen número de documentos ideológicos y sectoriales bien fundamentados.

Del mismo modo, nos encontramos en una fase muy avanzada de cara a la entrada en el Grupo Demócrata Liberal en Europa, pasando a ser el referente de esta organización internacional de los Liberales Demócratas en España.

En los próximos días, con la conformación de candidaturas tanto para el Congreso como para el Senado, afrontaremos un nuevo reto: los comicios generales del 9 de marzo. No va a ser nada fácil, pero nadie pensó que fuera a serlo cuando iniciamos esta andadura.

Como candidato nº 1 al Congreso por la circunscripción de Murcia, quiero invitar a todos los ciudadanos a que sigan nuestros pasos desde este blog, durante la campaña electoral y más allá de la misma. En los próximos días iremos ofreciendo informaciones, comunicados, reflexiones y documentos que acerquen las propuestas del centro político a los votantes murcianos.

El “centro político”, una realidad según muchos inexistente pero que todos apetecen: no en vano, estudios sociológicos indican con claridad que en torno al 40 % de los españoles se definen de centro. Apetecido desde la derecha conservadora (PP) y desde la izquierda socializante (PSOE). Atribuido sin base alguna, desde los medios, a formaciones de nueva creación (UPyD y C´s), “puntualistas”, fruto del enfrentamiento y de la crispación fomentada por los anteriores, surgidas como reacciones puntuales del inconformismo con el “tema nacional” y, desde su “antinacionalismo”, generadoras en parte de esa misma crispación que dicen combatir e incapaces de una visión global del Estado, de la sociedad y de la política.

Pero no, el “centro político” es la fuerza del diálogo, diálogo sobre la base del fomento de la democracia liberal, la que constituye marco y esencia de la Constitución que libremente nos dimos y de los derechos y libertades ciudadanas que en ella se inscriben. El “centro político” es la fuerza del diálogo que propicia los grandes acuerdos nacionales sobre los aspectos claves y fundantes del Estado (libertad y seguridad, educación, sanidad, investigación y desarrollo, orden territorial autonómico, etc.). El “centro político” es la fuerza del diálogo, diálogo sobre la base de políticas de progreso que fomenten la sociedad del bienestar. El “centro político” es la fuerza del diálogo, el diálogo que tiene como centro de atención al individuo, el ser humano, en cuanto persona y en cuanto ciudadano, y prioritariamente sobre los grupos en que se inserta.

El “centro político”: que respecto de los principios democráticos y liberales, ofrece firmeza, fuerza y resolución; respecto de las personas, sentido humano; respecto de la sociedad, equilibrio y moderación; respecto de la acción y de la gestión políticas, eficiencia (resultados, profesionalidad, diálogo y criterios éticos); respecto de la acción social, igualdad de oportunidades; respecto del “conflicto” privado/público, cooperación; respecto de la opinión pública, los valores de transparencia, pluralidad e independencia.

Ni tan negro, ni tan blanco; estamos lejos de los mensajes pesimistas y, mucho más, de aquellos que generan conflicto social y odio. Apostemos por el color, por el verde esperanza, por este brote de ilusión y compromiso democrático que le ha salido al árbol frondoso, pero a veces cansado y amenazado, de la Democracia Española. Apostemos por el Centro Democrático Liberal.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Más que un artículo parece un gran discurso de Diputado recién elegido.

JONAS dijo...

MIENTRES ESTE RAMON VILLAPLANA EN CDL NO LOS VOTARE POR QUE UN CHICO SIN ESCRUPULOS NINGUNOS Y VIVE EN EL MISMO PAIS QUE ZAPATERO.

er luisma no es tonto dijo...

Jonas, no eres el Jonatan ese amigo del Sánchez-Ladrillo?

A ti no te echaron del CDL por facha, que estabas afiliado al Pade también? jajajaja

Anónimo dijo...

JAJJAAJAJJAAJ MI PAPA ME MIMA JAJAJAAJ